Educación VI: Frases de diversos personajes de la historia sobre la educación, citadas por orden cronológico.

En el presente artículo se recogen frases de personajes cualificados de diferentes puntos de la historia. Es probable que resulte un poco más extenso de los artículos que se publican, pero el tema lo vale.

-Eduquen a los niños y no será necesario castigar a los hombres. -Pitágores, filósofo (finales del siglo VI aC.).

-La educación es encender una llama, no llenar un recipiente.- Sócrates, filósofo de la Antigua Grecia (470 aC -399 aC)

-Educar la mente sin educar el corazón no es educar, en absoluto. -Aristóteles, filósofo de la Antigua Grecia (384-322 aC.).

-Es mejor aprender tarde que nunca. -Publio Siro, actor de mimo y compilador de aforismos latinos (85? AC, -?).

-Estudia, no para saber algo más, si no para saber mejor. -Séneca, filósofo romano (4 aC-65 dC.).

-Lo que de raíz se aprende, nunca se olvida. -Séneca.

-Para saber algo, no basta con haberlo aprendido. -Séneca.

-El cerebro no es un vaso para llenar, sino una lámpara para encender. -Plutarco, historiador y ensayista griego (45 dC-127dC).

-Una inversión en conocimiento paga el mejor interés. -Benjamin Franklin, polímata estadounidense (1.706 a 1790).

-Dílo y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo. -Benjamin Franklin.

-El principio de la educación es predicar con el ejemplo. -Anne-Robert-Jacques Turgot, economista y estadista francés (1727-81).

-Un niño que no se siente querido, difícilmente puede ser educado. -Johann H. Pestalozzi, pedagogo suizo (1746-1827).

-El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender, está tratando de forjar un hierro frío. -Horace Mann, político estadounidense, promotor de la educación pública (1796-1859).

-El educador es el hombre que hace que las cosas difíciles parezcan fáciles. -Ralph Waldo Emerson, ensayista, filósofo y poeta norteamericano (1803 a 1882).

-El maestro enseña más con lo que es que con lo que dice. -Soren Kierkegaard, filósofo danés (1813-1855).

-La clave de la educación no es enseñar, es despertar. -Ernest Renan, escritor, filósofo francés (1823 a 1892).

-Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. -Artur Graf, poeta y escritor italiano (1848 a 1913).

-Desde los primeros pasos de su educación, el niño debe experimentar el placer del descubrimiento. -Alfred North Whitehead, matemático y filósofo inglés (1861-1947).

-La educación no es llenar un cubo, sino encender un fuego. -William Butler Yeats, poeta y dramaturgo irlandés (1965-39).

-La educación es el alma de una sociedad, ya que pasa de una generación a la otra.-Gilbert K. Chesterton, escritor inglés (1.874 a 1.936).

-No soy un maestro, sino un despertador. -Robert Frost, poeta estadounidense (1874-1963).

-Es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación formal. -Albert Einstein, físico de origen alemán (1879-1955).

-Yo no enseño a mis alumnos, sólo les proporciono las condiciones en que puedan aprender. -Albert Einstein.

-El más influyente de todos los factores educativos se encuentra en el hogar de los padres. -William Temple, obispo anglicano Reino Unido (1881-1944).

-Decidí empezar de nuevo, me desprendí de todo lo que me habían enseñado.- Georgia O’Keeffe, artista estadounidense (1887-1986).

-El amor a los niños / as enseña más caminos a quien enseña que a la pedagogía. -Gabriel Mistral (1889 a 1957).

-El arte de enseñar es el arte de enseñar a descubrir. -Mark Van Doren, poeta, escritor y crítico estadounidense (1.894-1.972).

-El objetivo principal de la educación es el de crear personas que sean capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho. -Jean Piaget, psicólogo, filósofo y biólogo suizo (1.896 a 1.990).

-A los niños / as se les debe enseñar cómo pensar, no qué pensar. -Margaret Mead, antropóloga norteamericana (1901/78).

-La única persona que es educada es la que ha aprendido cómo aprender y cambiar.- Carl Rogers, psicólogo clínico norteamericano (1902-87).

-Uno de los principales objetivos de la educación debe ser ampliar las ventanas por las que vemos el mundo. -Arnold Glasow, emprendedor estadounidense (1905-1998).

-Los gobiernos no aprenden nunca. Sólo las personas aprenden. -Milton Friedman, economista estadounidense, galardonado con el Premio Nobel en 1976 (1912-2016).

-La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo, político sudafricano. -Nelson Mandela (1918-2013)

-El propósito de la educación es reemplazar una mente vacía por una abierta. -Malcolm Forbes, emprendedor estadounidense (1919-1990).

-La enseñanza que deja huella no es lo que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón. -Howard G. Hendricks, profesor (1.924-2.013).

-Eduquen para la convivencia. Eduquen para adquirir conciencia de la justicia, Eduquen en la igualdad para que no se pierda ni un solo talento por falta de oportunidades. – Josefina Aldecoa, escritora y educadora española (1926 a 2011).

-La educación es el movimiento de la oscuridad a la luz. -Allan Bloom, filósofo estadounidense (1930-1992).

-Los niños no recuerdan lo que intentas enseñarles. Recuerdan lo que eres. -Jim Henson, creador de títeres para el cine y TV: Barrio Sésamo, etc. (1.936-1.990).

-A menudo ofrecemos a los niños respuestas para recordar en lugar de problemas por resolver. -Roger Lewin, escritor científico (1944- ….).

-Aprendiendo enseñarás y enseñando aprenderás. -Phil Collins, batería y cantante estadounidense (1951- …).

-La mejor manera de luchar contra el terrorismo es muy sencilla: educar la próxima generación. -Malala Yousafzai, estudiante, activista y bloguera paquistaní. Premio Nobel de la Paz 2014 (1997- …).

-El maestro es una brújula que activa los imanes de la curiosidad, el conocimiento y la sabiduría en los alumnos. -Ever Garrisson, autor y profesor (personaje de South Park).

-Si quieres trabajadores creativos, dales tiempo para jugar. -Ever Garrisson.

-Todo el mundo habla de paz, pero nadie educa para la paz, la gente educa para la competencia y este es el principio de cualquier guerra. Cuando educamos para cooperar y ser solidarios los unos con los otros, ese día educaremos para la paz. -Pablo Lipnizky, pedagogo argentino, fundador del Colegio Montessori, de Bogotá.

Y ahora, una pequeña muestra de frases de María Montessori, pedagoga, científica, médica, psiquiatra y filósofa, impulsora del método Montessori. (1870-1952).

-La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.

-Cuando ahorras a un niño el esfuerzo que él podría hacer, le estás impidiendo crecer.

-Cuando un niño se siente seguro de sí mismo, deja de buscar aprobación en cada paso que da.

-Ayúdame a hacerlo por mí mismo / a.

-Toda ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo.

-Si la educación se sigue considerando como una simple transmisión del saber, poco se puede esperar en relación al futuro del ser humano, ya que, de qué sirve transmitir el saber si se descuida el desarrollo total del individuo?

-El niño / a está dotado / a de potencialidades ocultas, que pueden conducirnos hacia un futuro radiante. Si de verdad queremos un mundo nuevo, entonces el objetivo de la educación debe ser el desarrollo de las potencialidades humanas.

Quiero concluir con el escrito de un autor contemporáneo, Nuccio Ordine, profesor de literatura italiana de la Universidad de Calabria y autor de varios libros. Nació en Diamante, Italia, en 1958. El escrito que reproduzco es copiado de la introducción que él mismo hace en su libro Clásicos para la vida, del que recomiendo su lectura.

-La gestión empresarial hegemónica en la escuela – de la que se encuentran signos evidentes incluso en la elección léxicas: el rector [preside] se ha convertido en director, mientras que los estudiantes deben ser evaluados con créditos formativos – parece que ya sólo se orienta por la estrella polar del mercado. Bajo la promesa de la inserción inmediata en el mundo laboral, el diseño de los currículos escolares puede verse fuertemente condicionado por los aspectos «profesionalizadores» de la formación. Todo ello, como es natural, en detrimento de la enseñanza de disciplinas, como el griego y el latín, que no responden al utilitarismo brutal de quien se pregunta «para qué sirve» el estudio de las «lenguas muertas» . Seguir la quimera del mercado es, con todo, una pura ilusión. Los datos cada vez más alarmantes del paro juvenil así lo confirman. Las mutaciones que afectan el complejo mecanismo de los intercambios económicos se producen hoy con tanta rapidez que resulta imposible adaptar, con la misma celeridad, los currículos escolares. La educación exige tiempos largos. Orientarla sólo por las presuntas ofertas del mundo laboral puede revelarse al final como un desafío perdido por anticipado.

No necesitamos reformas generales, sino una buena selección de los docentes. Los jóvenes reclaman sobre todo profesores que vivan con pasión y con verdadero interés la disciplina que imparten. Se trata de una exigencia sacrosanta, con unos efectos beneficiosos que todos nosotros hemos podido experimentar a lo largo de nuestra vida estudiantil. Hemos entendido, con mucha frecuencia, que nuestro amor por la literatura o la filosofía, por la historia o las matemáticas iba estrechamente ligado a un profesor o profesora. No se puede entrar en clase sin una buena preparación. No se puede hablar a los alumnos sin estimar lo que se enseña. Una pedagogía rutinaria acaba por matar cualquier forma de interés. Por eso tiene razón George Steiner cuando nos recuerda que la «enseñanza de mala calidad es, casi literalmente, un asesinato».

Quiero terminar con un ejemplo que el mismo Nuccio Ordine recoge en la introducción de su libro citado: Albert Camus, cuando se enteró de la concesión del Premio Nobel de Literatura, sintió la necesidad de dar las gracias a su madre con un telegrama cariñoso, a continuación, el 19 de noviembre de 1957, al que había hecho posible su formación escolar, Louis Germain. (…)

Estimado monsieur Germain,

He dejado que se apagara un poco el alboroto que me ha rodeado durante todos estos días antes de hablaros con todo el corazón. Acaban de hacerme un honor demasiado alto que yo ni he buscado ni he solicitado. Pero cuando tuve noticia mi primer pensamiento, después de mi madre, fue para vos. Sin vos, sin esta mano cariñosa que pone al niño pobre que yo era, sin su enseñanza y su ejemplo, nada de esto habría sucedido. De este tipo de honores no hago demasiado caso. Pero éste, al menos, me da ocasión para expresaros todo lo que habéis estado, soy y siempre seréis para mí, y para asegurarse de que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que ponían, continúan bien vivos en uno de sus pequeños colegiales que, a pesar de los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido.

Os envío un fuerte abrazo.

Y yo también envío un fuerte abrazo a todas y todos las / los que lean mis artículos y esta recopilación de frases y escritos que nunca deberíamos olvidar.

Ramon V. Albareda
Psicólogo. Teólogo. sexólogo
Creador de ESTEL, Centro de Crecimiento Personal y
Escuela de Estudios Integrales

 

Como colofón de esta recopilación, quiero hacer referencia a una frase, inspirada desde una consideración holística de la educación, esencialmente optimista, que invita a los / las adultos / as a reflexionar y a responsabilizarse del propio proceso de formación y desarrollo integral:

«Agradece a tus padres todo lo que te han dado, pero sobre todo agradece todo lo que no te han dado, porque a partir de ahí es donde empiezas tú.- Gloria B. Playà, Maestra de Educación Infantil, Terapeuta Holística especializada en Educación, Coordinadora de ESTEL, Centro de Crecimiento Personal y Escuela de Estudios Integrales, Barcelona.

 

Próximo artículo: La sexualidad en la educación.

2018-12-12T23:04:44+00:00

Escribe tu comentario