Respuestas a preguntas sobre diferentes temas II – Tema: PAREJA.

Pregunta: Cuando conocí a mi pareja estaba muy enamorado de ella, y ella de mí, y actualmente a menudo discutimos, y a veces no nos soportamos. ¿Como es posible este cambio?

Respuesta: Hay muchos hombres y mujeres que se hacen esta y otras preguntas similares cuando constatan que, al cabo de unos años de vivir en pareja, el enamoramiento y la ilusión que se despertaban mutuamente para vivir juntos ha ido disminuyendo hasta desaparecer. Esta es una realidad muy generalizada, que invita a preguntarnos: ¿Esto es normal? ¿Es ley de vida?

La respuesta es: SÍ y NO. Es ley de vida que el agua siempre siga el curso del río, pero si construimos un embalse y unos canales o tuberías apropiadas podemos variar el curso del agua y utilizarla para regar plantaciones y / o abastecer pueblos y ciudades.

Por lo tanto, si dos personas sienten una vibración mutua que les despierta enamoramiento e ilusión para vivir juntos y empiezan a convivir, si no hacen nada para mantener encendida la llama del amor, con el tiempo la llama se irá consumiendo y acabará por apagarse. Esto es normal, es ley de vida. Pero se pueden hacer cosas, como en el ejemplo del río que acabo de mencionar.

Hay que tener en cuenta que la vida es movimiento, no es una realidad estática sino dinámica. Si las dos personas que deciden convivir tienen tareas diferentes y no hay mucha comunicación entre ellos / as, es posible que, con el tiempo, vayan evolucionando en direcciones divergentes, o incluso opuestas. En este caso es posible que, después de unos años de convivencia, tengan la sensación de no conocerse, que el otro no es lo que era. Es verdad, ya que con el tiempo todos vamos cambiando, especialmente en la etapa histórica que nos ha tocado vivir en la que todo va cambiando a un ritmo muy acelerado.

El diálogo y la comunicación en la pareja es una herramienta imprescindible para no evolucionar en direcciones divergentes u opuestas

Por tanto, el diálogo y la comunicación en la pareja es una herramienta imprescindible para no evolucionar en direcciones divergentes u opuestas. He dicho diálogo. ¿Qué significa dialogar? Dialogar es hablar? Sí, claro, pero sobre todo es ESCUCHAR. Hay muchas parejas que no hablan, no se comunican, y también los hay que hablan mucho pero ninguno de los dos escucha, ninguno de los dos escucha de verdad al otro, poniéndose en su lugar e intentando ver la realidad de que se habla desde la visión y perspectiva del otro. Esto no es dialogar. Esto no es comunicarse. Cada uno hace su monólogo, o se dedica a acusar su pareja.

Algo muy recomendable, para todos y muy especialmente para las parejas, es participar en actividades de desarrollo humano. Esto es especialmente importante cuando los miembros de la pareja tienen tareas diferentes, que puedan favorecer la evolución de cada uno por caminos diferentes, fomentando intereses divergentes u opuestos.

Tener un marco de desarrollo integral común puede ayudar a la pareja a orientar su evolución en la misma dirección

Tener un marco de desarrollo integral común puede ayudar a la pareja a orientar su evolución en la misma dirección, aunque transiten por caminos diferentes, ya que cada uno tiene su propio camino de evolución. No me refiero a recibir acompañamiento profesional para la resolución de conflictos, sino simplemente para promover el crecimiento integral, en ausencia de conflictos. Un marco verdaderamente holístico de desarrollo integral facilita la transformación del amor del enamoramiento inicial, que emerge principalmente del nivel emocional, en un amor que vaya madurando, gracias a las características que le aportan los diferentes niveles o aspectos que nos constituyen como seres humanos: el cuerpo, el instinto, el corazón, la cabeza y la espiritualidad.

Así, el cuerpo aporta sentido de la realidad, arraigo en el aquí y ahora, pone los pies en el suelo. El instinto aporta vitalidad, pasión, impulso vital creativo, ya que es fuente de vida, y nutre el resto de niveles. El corazón aporta sensibilidad perceptiva y empática, belleza, diversidad de formas, de posibilidades. La mente aporta conciencia, luz, conocimiento, proyección, y el sentido de lo que se vive en el día a día. La espiritualidad es una puerta abierta al infinito, que sostiene y equilibra todo lo que contiene el nivel vital sin que pueda ser desarrollado. La apertura a la espiritualidad pacifica la angustia vital provocada por el hecho de ser depositarios de potencialidades que las circunstancias no nos permiten desarrollar.

Participar en un marco de desarrollo integral lo soluciona todo? De nuevo la respuesta es: SÍ y NO. Si el trabajo que se hace en el grupo es verdaderamente holístico, es decir, tiene en cuenta todos los aspectos inherentes a la existencia humana, incluida la apertura a la espiritualidad encarnada, se puede afirmar que es un camino que ofrece herramientas para afrontar saludablemente todas las situaciones de la vida, tanto las que nos afectan como individuos como las que nos afectan como seres sociales.

Si entendemos la expresión “solucionarlo todo” como una manera de garantizar que los dos miembros de la pareja no sentirán atracción por nadie más fuera de la pareja y que la pareja será de por vida, la respuesta es no.

Desarrollar nuestras potencialidades es lo que da sentido a la vida de cada individuo y también es la contribución que hace cada individuo a la sociedad

Los seres individuales somos depositarios de un potencial de vida, al que podemos llamar energía vital, impulso de vida, alma. Este potencial, recibido por medio de los progenitores en el momento de la concepción, constituye el cúmulo de potencialidades, la materia prima, los talentos con que contamos para desarrollarnos. Desarrollar nuestras potencialidades es lo que da sentido a la vida de cada individuo y también es la contribución que hace cada individuo a la sociedad. Algunas de las potencialidades de las que somos depositarios activan en interacción con el entorno, personas y cosas. Es similar a lo que ocurre con el óvulo maduro que se desprende del ovario, el cual se activa en interacción y fusión con una realidad externa a él, el espermatozoide.

Para desarrollar la energía vital se necesitan estructuras, de la misma forma que ocurre con cualquier fuente de energía, por ejemplo la energía eléctrica. Si la energía eléctrica quedara siempre retenida en la central no tendría ninguna utilidad. Para hacerla útil hacen falta estructuras: cables para conducirla y bombillas para transformarla en luz. Hay, por tanto, que distinguir entre la energía vital y las estructuras que la transforman. La energía vital es perenne, eterna, no tiene principio ni fin, no se crea ni se destruye, como dice la física. Las estructuras, en cambio, todas, absolutamente todas son caducas. En el ejemplo anterior, la energía eléctrica es siempre la misma, las bombillas en cambio, que son estructuras, las más modernas -leds- van desplazando y dejando obsoletas las antiguas.

La pareja es una estructura, útil durante todo el tiempo que sirva para lo que ha de servir

La pareja es una estructura, útil durante todo el tiempo que sirva para lo que ha de servir, pero si llega un momento en que deja de ser una estructura útil y constructiva, y se convierte en un obstáculo para el desarrollo integral de los miembros implicados, hay  que hacer todo lo posible para sanear, pero si después de haberlo intentado repetidamente y de diferentes maneras, los hechos demuestran que no es posible, hay que aceptar la caducidad de aquella estructura y, de manera madura y respetuosa hacia todos los miembros implicados, se hará necesario dejar morir la estructura caducada y crear otra adecuada, lo cual no implica que muera el amor, ya que el amor verdadero es un valor perenne que trasciende todas las estructuras.

Cuando sientes atracción por una persona, hombre o mujer, es porque la persona que te atrae emite una vibración que activa y hace vibrar una parte dormida de tu nivel vital, y las dos vibraciones resuenan en la misma frecuencia

Aunque vivas en pareja, es natural que sientas atracción por otras personas. Esta es una de las maravillas de la vida. Esto es lo que ayuda a que no nos estanquemos. Cuando sientes atracción por una persona, hombre o mujer, es porque la persona que te atrae emite una vibración que activa y hace vibrar una parte dormida de tu nivel vital, y las dos vibraciones resuenan en la misma frecuencia. Así se activa una parte de tu nivel vital, que ninguna otra persona había despertado anteriormente. El hecho de que se active esta parte que estaba dormida te ofrece una oportunidad de oro para conocerla, reconocerla, aceptarla e integrarla en el área de tus potencialidades disponibles. Es similar a lo que ocurre cuando se pierde algún documento del disco duro y no lo podemos recuperar. Este documento se encuentra en el disco duro pero no lo podemos utilizar porque no se encuentra en el área de los documentos guardados disponibles. Si un experto en informática nos ayuda a encontrarlo y grabarlo en el área de los documentos disponibles, ya podremos utilizar ese documento perdido.

Sentir atracción por una persona no implica irse a la cama con ella

Se trata de aprender a gestionar las atracciones. Sentir atracción por una persona no implica irse a la cama con ella. Hay que aprender a gestionar las atracciones de manera saludable, como una gran oportunidad que nos regala la vida para impulsar nuestro desarrollo integral y mantener siempre encendidas las llamas de la vida y del amor.

Ramon V. Albareda
Psicólogo. Teólogo. Sexólogo
Creador de ESTEL, Centro de Crecimiento Personal y
Escuela de Estudios Integrales

2020-01-20T23:09:22+00:00

Escribe tu comentario