Verano, Luz, Día, Aire, Mente

Este mes de julio cerramos el curso con la rendija del verano, la fase final del proceso, en la que los frutos están maduros y, para culminar el proceso, se recogerán.

Tanto si la cosecha ha sido abundante, como si ha sido escasa o nula, sean los frutos grandes o pequeños, nos gusten o no nos gusten ... los frutos debemos recogerlos, pues se trata de un paso necesario para el sentido constructivo de la evolución.

Además, los frutos se deben recoger en el momento preciso, ni antes ni después del momento en que estén maduros, ya que si se recogen antes, el proceso queda inacabado, y si se recogen demasiado tarde, quizás ya no sirven como punto de partida para un nuevo proceso.

Y ahora, te invitamos a hacerte preguntas: ¿cómo ha sido este ciclo para ti? ¿Cuáles han sido los frutos de este ciclo? ¿Los has recogido cuando tocaba?
2021-07-10T20:21:16+00:00

Escribe tu comentario